EL FÚTBOL NO ESTÁ ESCRITO…

EL SENTIDO DE PERTENENCIA. En el fútbol que yo entiendo existe un paisaje sentimental que trasciende a cualquier otra cosa. Se trata de gritar gol apasionadamente, emocionarse con un exquisito pase o disfrutar con la belleza de una gran jugada…Pero también se trata de que todo eso fortalezca los hilos identificativos sin los que el fútbol pierde, en mi opinión, una parte importante de su esencia. Si a usted, querido aficionado, le alcanza con el hecho de que la camiseta que ama humille a la camiseta que odia sin importarle lo más mínimo quienes se la pongan, su afición ya no le pertenece. Escribió hace unos días Pedro Ruiz, «que no está lejos el día en el que los jugadores externalicen sus servicios y jueguen cada mes con quien más pague o menos ahogue». Mientras eso llega, yo seguiré celebrando ese sentido de pertenencia al que todavía se agarran jugadores, cómo por ejemplo, Iago Aspas.

LA RIQUEZA DE LOS RECURSOS. Hacía bastantes años que el centro del campo del Real Madrid no presentaba una riqueza de recursos tan interesante como la que presenta esta temporada. Dentro de un mismo partido se pueden jugar otros muchos y tengo pocas dudas de que el Madrid tiene un caudal de recursos más que suficiente para adaptarse a cada uno de ellos de una manera tan brillante cómo eficaz. Control y pausa, ida y vuelta, energía, técnica…Para cualquiera de estas cosas, Ancelotti tiene dónde mirar. ¿Ausencia de un estilo de juego definido?. Riqueza de recursos que permitirán sobrevivir a no pocos contratiempos, diría yo.

CANALES O EL ARTE DE SER FUTBOLISTA. Existen futbolistas que, por una razón u otra, se quedan a mitad de camino entre los sueños y la realidad. Hay veces que terminan «devorados» por las expectativas tan grandes que generan (la cultura de la inmediatez no respeta la naturalidad de los plazos); otras veces no encuentran un contexto que les permita expresar todo su talento (el desarrollo guarda una relación directa con la propuesta). Veo jugar a Sergio Canales y celebro que me saque una sonrisa con su dominio tanto del tiempo cómo del espacio. Jugar en un equipo donde la principal consigna sea que ningún jugador se pierda de vista y que todos formen parte de un orden que gire alrededor del balón, favorece y potencia todo eso que Canales imagina y ejecuta desde una calidad técnica soberbia. El Real Betis ganará y perderá, contrarrestará y será contrarrestado…Pero no olvida que el fútbol es un juego donde un balón es el principio y el fin de todo. Ahora que tanto se habla de las virtudes de los equipos que no quieren el balón, me apetece mucho rendirle tributo a quienes hacen todo lo posible por no perderlo.

SOY FAN DE OSUMANE DEMBELÉ. Aclaro que lo fui hasta cuando llegaba tarde a los entrenamientos del F.C.Barcelona por culpa de un despertador que, al parecer, no le sonaba. Existen aficionados del Barça que reniegan de Dembelé porque no le consideran adaptable a ese modelo que les tiene tan obsesionados cómo confundidos. Miren ustedes; si hay un jugador que encaja maravillosamente bien en todo ese fútbol que les descubrió Johan Cruyff, ese jugador es Dembelé. Indescifrable, callejero, impulsivo...A quienes afirman desde su académico laboratorio que Ousmane Dembelé carece de rigor táctico, les diría que la táctica no es un posicionamiento geométrico, sino más bien una manera de influir desde las estrechas relaciones que van generando complicidades. Yo, en lugar de reprocharle a Dembelé una pérdida de pelota, celebraría mucho tener a un jugador que sabe romper cómo nadie cualquier orden establecido.

«La ignorancia llega rápidamente a cualquier parte, especialmente a las conclusiones.». Alejandro Dolina.

Anuncio publicitario

EL FÚTBOL NO ESTÁ ESCRITO…

NACHO NO TIENE QUIEN LE ESCRIBA…Va siendo hora de que a Nacho se le de el valor que, sin ninguna duda, merece. Recuerdo que hace ya algún tiempo dije desde la ironía que «Nacho podría jugar bien hasta en su posición». Siempre he sentido una profunda admiración por esos jugadores que, aún a pesar de saber que rara vez ocuparán una portada, contribuyen de una manera ejemplar a la buena salud de un vestuario, lugar donde se empiezan a fortalecer los grandes equipos. Jugadores de carácter sencillo, fuertes ante el desaliento y que saben esperar su oportunidad sin entretener la espera con declaraciones fuera de tono. Nacho es de los que saben cuidar la buena atmósfera de un club respondiendo a cada oportunidad con una ejemplaridad intachable. Da igual de si lateral derecho, central o lateral izquierdo porque Nacho siempre mostrará un compromiso inalterable le pongan donde le pongan. Ancelotti, que es un entrenador entregado a la causa de fomentar una buena convivencia, sabe que con jugadores cómo Nacho se puede ir a cualquier sitio sin temor a que te dejen tirado.

XAVI HERNÁNDEZ Y LA DEFENSA DEL MODELO. Tengo claro que es en la adversidad donde se miden con mayor exactitud los principios de un hombre. El F.C.Barcelona no sólo necesita ganar títulos por exigencia futbolística, sino también por una cuestión estrictamente económica. Xavi Hernández es perfectamente consciente de que la realidad del club no es, ni de lejos, la que él hubiera querido. Pero es precisamente ahí cuando uno debe mostrar su capacidad porque una cosa son las palabras que sirven para agradar al personal y, otra cosa muy distinta, son los hechos que ponen en valor esas palabras. Xavi no puede pasarse la vida poniendo una excusa cada vez que su equipo no gana porque cada vez que lo haga, menos credibilidad tendrá su palabra. La defensa del famoso modelo puede acabar devorada por la ridiculez que uno le empieza a descubrir a quienes más dicen defender ese modelo.

CASEMIRO SE HA GANADO UN RESPETO. Y en mi caso, también la admiración. Sin ser un mediocentro de mi gusto, Casemiro fue quitándole argumentos a mi poca convicción con respecto a su capacidad futbolística. Lo hizo cómo lo hacen los grandes: dentro del campo. Su figura fue creciendo de una manera tan indiscutible, que el centro del campo del Real Madrid terminó por no entenderse sin su presencia porque hasta la creatividad o el arte de construir necesitan de una disciplina. No existe libertad que valga sin responsabilidad. Casemiro ha sido el Jefe de Mantenimiento de un centro del campo extraordinario que será recordado por el madridismo con todos los honores y más allá de todos los títulos conquistados.

«Una cosa es entrenar y otra cosa totalmente distinta es llevar un vestuario». Fabio Capello.

EL FÚTBOL NO ESTÁ ESCRITO…

LES CONVENDRÍA SABER QUE… Existen ya demasiados problemas en el mundo cómo para tomarnos el fútbol a la tremenda y apartarlo de su principal misión: hacernos un poquito más felices. No me busquen si se trata de encontrarle una respuesta a todo porque no me van a encontrar. No cuenten conmigo para procurar descifrar lo indescifrable porque no acostumbro a perder el tiempo. Y no seré yo quien se adapte fácilmente a la «revolución industrial de la idiotez». El fútbol viene cada vez más cientificista y tengo que reconocer que ahí, afortunadamente, me pierdo. Cuando decidí bautizar este lugar de recreo, lo hice para reivindicar que el fútbol no está escrito por mucho que uno escriba sobre el mismo. Y en eso sigo. En eso y en huir de una nueva generación de analistas que me producen un tedio insoportable. Alguien dijo que, quienes sólo saben de fútbol, ni de fútbol saben. Pues eso.

ESTILOS, SISTEMAS, TÁCTICAS…Los estilos son identitarios, las tácticas una manera de relacionarse y los sistemas son tan sólo un punto de partida. En un fútbol cada vez más excitado lo normal es mezclarlo todo para, finalmente, confundirlo también todo. Y lo digo porque la identidad en los equipos de fútbol no la marcan los sistemas, que no son más que una disposición geográfica donde cada jugador debe encontrar un orden auxiliador. Se trata de jugar al juego entendiendo que las ubicaciones son tan sólo puntos de partida que se van alterando para que los caminos se abran haciendo más amplios los puntos de llegada. El estilo, que poco o nada tiene que ver con la disposición geográfica, es lo que te permite ser acreedor de una identidad. Y aquí ya hablamos de un orden valiente o cauteloso, una actitud propositiva o conservadora y de distintas sensibilidades con respecto al trato que se le quiera dar a la pelota…La táctica, que no es más que una manera de relacionarse desde la complicidad, dicta los puntos de apoyo que garantizan las interacciones posicionales, los tiempos que marcan las distintas velocidades y los espacios que animan a encontrar la llave que inicia la aventura. Conviene recordar que nada de lo que acabo de escribir tiene sentido alguno si nos olvidamos de lo más importante: LOS JUGADORES.

EMPEZAR GANANDO. El Real Madrid empezó la temporada tal y cómo terminó la pasada: GANANDO UN NUEVO TÍTULO al que añadir a la inigualable colección. De la Final de la Supercopa de Europa se podrían extraer cosas interesantes cómo, por ejemplo, que Valverde es una auténtica bendición para Carlo Ancelotti por las muchas soluciones que ofrece, que Casemiro no está dispuesto a dejarse impresionar por la competencia, que Modric sigue a lo suyo por el bien de todos, que tanto Vinicius cómo Benzemá se entienden cada vez mejor, que uno presupone una fortaleza defensiva llena de recursos y que este año el gol estará muy repartido…

«Hay una diferencia importante entre INTERÉS y COMPROMISO. Cuando alguien está interesado en algo, lo hace sólo cuando le conviene. Cuando está comprometido con algo, no aceptará excusas«. Kenneth Blanchard. Coautor del, «Ejecutivo al Minuto».

EL FÚTBOL NO ESTÁ ESCRITO…

UN FINAL FELIZ. Eliminó en octavos al Campeón de la Liga francesa, eliminó en cuartos al hasta entonces Campeón de Europa y eliminó en semifinales al Campeón de la Premier. Lo hizo resucitando de entre los muertos, algo a lo que el Real Madrid ya nos tiene acostumbrados. Tan sólo quedaba el último capítulo de una serie inolvidable donde el fútbol ha vuelto a reírse de los serios, lo inimaginable le ha ganado el pulso a lo previsible y nada tiene más valor que todo aquello que no está escrito…Hay que parecer derrotado muchas veces para medir con exactitud el coraje de un equipo y poder hacerse una idea de hasta dónde puede llegar ese coraje. Pues bien; si nos referimos al Real Madrid, ya sabemos que el coraje le ha llevado a la consecución de su Decimocuarta Copa de Europa. Pero que nadie se confunda creyendo que más allá de momentos que se instalaron en la épica y que hicieron vibrar a toda una afición, al Madrid le falta fútbol. Si aceptamos que el fútbol no está escrito, nadie cómo el Real Madrid para seguir escribiendo hermosas historias jamás contadas.

¡THIBAUT COURTOIS!. No estaba dispuesto a recoger ni una sola pelota dentro su portería y dejó claro que no iba de farol. La Decimocuarta Copa de Europa conquistada anoche por el Real Madrid no se entiende sin Thibaut Courtois, que ha parecido más alto de lo que es. Ha parado por tierra, mar y aire. Cualquier parte del cuerpo valía para sacar una pelota porque dentro de la envergadura de Courtois, existe un contrapunto de carácter liviano que le permite una extraordinaria capacidad de reacción. Para querer estar en el lado bueno de la historia no alcanza únicamente con decir que se quiere estar en ese lado; también hay que mostrar al mundo entero una fortaleza tan grande que hasta debilite la puntería de los mejores atacantes. Courtois cerró la puerta y escondió la llave en algún rincón de su larga estatura. ¡Un SEÑOR GUARDAMETA!.

¿ES MUCHO PEDIRLES QUE PAREN DE DECIR TONTERÍAS?. Algunos aficionados del F.C.Barcelona trataban de desprestigiar La Decimocuarta Copa de Europa del Real Madrid afirmando que La Final había sido ganada tirando una sola vez a puerta. Y yo me pregunto; ¿desde cuando a esos aficionados les importa las veces que un equipo tira a puerta?. Lo pregunto porque esos aficionados han celebrado por todo lo alto que su equipo haya tenido un tiempo de posesión de balón altísimo aún a pesar de no haber tirado a puerta más de una vez. Pero entiendo que ciertas cosas sean de su interés tan sólo cuando juega el Real Madrid. Quizá habría que pensar en la posibilidad de hacer un reglamento solo para el F.CBarcelona. Un reglamento en el que no valieran las remontadas, ni los goles hechos desde un contragolpe, ni ajustarse a las distintas situaciones que reclama un partido a partir de una riqueza de recursos…En definitiva, un fútbol que no esté escrito y otro fútbol cómo ordene y mande el Barcelona.

EL FÚTBOL NO ESTÁ ESCRITO…

LA NOVIA RESULTÓ SER UNA CAPRICHOSA…Hacían una pareja fantástica y se habían prometido «amor eterno», el futuro de ambos estaba escrito y la voluntad parecía inquebrantable, tan sólo quedaba la presentación oficial ante el mundo entero…Pero Kilyan Mbappé dejó al Real Madrid plantado en el altar demostrando, entre otras cosas, ser una novia caprichosa con un amante detrás que se va cobrando víctimas sin escrúpulo alguno. Mbappé ha preferido tratar de seguir siendo un gran jugador de fútbol en un lugar donde el fútbol importa cada día un poquito menos. «Quiero seguir ganando títulos aquí», dijo el delantero francés. Si se refiere a la Liga francesa, lo tendrá fácil…Sorprende que un jugador de su categoría tenga una amplitud de mente tan increíblemente corta. Porque el París Sanit Germain, con su política, no hace otra cosa que provocar que grandes violinistas puedan terminar desafinando...Por lo pronto, Kilyan verá el próximo sábado junto a su amante la Final de la Champions entre el Liverpool y el Real Madrid, que ya se bajó del altar porque lo urgente es tratar de seguir haciendo historia con o sin Mbappé.

¿Y AHORA QUÉ?. «Existe vida más allá de Mbappé», le dije anoche a un amigo madridista que estaba disgustado. Entiendo que es ahora cuando el Real Madrid debe tratar de fortalecerse desde otra perspectiva. No me cansaré de decirlo: «pretender hacer un gran equipo sin dinero es una estupidez, pero pretender hacerlo sólo con dinero es una estupidez todavía mayor», a no ser que seas el PSG y las leyes colectivas del fútbol te importen absolutamente nada. Es cierto que el gol se compra y que delanteros cómo Mbappé o Haaland representan una garantía de largo recorrido como la representó Cristiano Ronaldo. Pero tampoco es menos cierto que el gol también es hijo del juego y es ahí donde el Madrid debe incidir. Mirar lo que tienes dentro de casa y tratar de potenciarlo, generar complementaciones que afiancen la estructura o andamiaje de un orden, entender que no es lo mismo un grupo de grandes jugadores que un equipo que juega bien al fútbol…El negocio también está en saber mirar más allá.

¿FICHAR A UN JUGADOR SÓLO PORQUE ES MUY BUENO?. No estoy de acuerdo. ¿Acaso alcanza con ser tan sólo una buena persona?. Hay que ser buena persona y algo más. El fútbol es un juego de complementos. Porque no existe un talento que se pueda sostener sin un orden cómo tampoco existe un orden que resulte eficaz sin la presencia de alguien que lo altere. A veces conviene fichar a un jugador simplemente porque uno entiende que va a hacer mejores a otros y también, a veces, conviene pasar de largo ante la posibilidad de fichar a un jugador porque uno entiende que se terminará ahogando por mucho talento que tenga. Se me viene, por ejemplo, la figura de Isco; un talento incuestionable con una capacidad técnica depuradísima. Digamos que en el Real Madrid no encontró su sitio porque no existe un orden en el que su calidad se sienta segura, sólida y determinante. Marchará a otro lugar y, seguramente, Isco será otro jugador distinto del que ha sido en el Madrid. Un jugador mide lo que miden sus alrededores. No le den más vueltas….

EL FÚTBOL NO ESTÁ ESCRITO…

¿Y QUÉ TAL SI DEJAMOS DE LLAMARLE EVOLUCIÓN A LA IDIOTEZ?. El fútbol se ha llenado de expresiones que nada tienen que ver con el fútbol y que encajarían mejor en un concurso de idioteces. Hay quienes necesitan darle recorrido a ciertos tecnicismos para tratar de demostrar que saben mucho y que lo suyo responde a exhaustivos estudios…Porque yo no sé si ustedes se han dado cuenta; pero ahora el fútbol se estudia. Resulta imprescindible hablar muy raro, querer entender de bloques altos, bajos y medios, aprender a dibujar mapas de calor y analizar cada cosa que sucede usando uno de esos tecnicismos que se han puesto de moda. ¿Se imaginan ustedes que alguien tratara de explicarnos El Quijote contando la cantidad de puntos, comas, acentos, sujetos, verbos y predicados que suma el libro?. Pues así es cómo quieren explicarnos hoy el fútbol los nuevos entendidos. Para el concurso de idioteces siempre quedan plazas libres…Lo digo por si quieren ustedes participar.

RIÁMONOS ANTES DE QUE SEA DEMASIADO TARDE.

-«No se mueve el marcador». Ustedes disculpen; pero no creo que el marcador se vaya a mover en ningún momento.

-«Fulanito está jugando por banda derecha». Lamento decir que si está jugando por banda derecha, no es verdad que esté jugando.

-«El centro era buenísimo, pero no había un rematador». Dudo mucho que el centro fuera buenísimo si no había un rematador.

-«Hicieron un partido muy serio». Fue tan serio que el árbitro le sacaba una tarjeta amarilla a quienes se reían.

-«Ahora mismo están defendiendo bajo». Igual es porque son tan respetuosos que no quieren hacer ruido. Vete a saber…

-«Menos millones y más cojones». Lo suelen decir quienes se compran al día siguiente la camiseta del jugador que más millones costó.

Ya saben ustedes que el fútbol es así…Porque seguramente si no fuera así tendría que ser asá. Aquí en este recreo nos tomamos el fútbol tan en serio que siempre encontramos una razón para reírnos. Discúlpenme los del concurso.

EL FÚTBOL NO ESTÁ ESCRITO…

PERMÍTANME DECIRLES ALGO; Está muy bien que defiendan un estilo de juego y lleven esa defensa hasta sus últimas consecuencias…Pero sepan que más allá de ese estilo que ustedes defienden el fútbol sigue girando y convocando belleza, una belleza que no ha firmado un contrato de exclusividad con ustedes. Está muy bien que le rindan culto a Pep Guardiola y lleven ese culto hasta sus últimas consecuencias…Pero sepan que más allá de Guardiola también existe fútbol, un fútbol que permite llegar a las inmediaciones de la portería rival sin necesidad de dar veinticinco toques seguidos y por el que no hay que pedir perdón. Está muy bien que se sientan profundamente atraídos por el llamado «juego de posición» y que esa atracción les lleve hasta la idiotez de colocar sobre una mesa a un once muñequitos tratando de buscar al muñequito libre, muñequitos que si pudieran sentir se reirían de ustedes. Todo me parece muy bien. Pero entiendan, de una vez por todas, que el fútbol es un Universo que huye de las verdades absolutas. Al fin yal cabo, y tratándose de un juego donde la principal herramienta es el engaño, el fútbol suele premiar a quienes mienten mejor dentro de la cancha.

SUERTE Y ALGUNAS COSAS MÁS…A veces olvidamos que el fútbol es un juego y que la suerte tiene su grado de influencia. Esa suerte (buena o mala) también contribuye tanto a la grandeza cómo a la miseria de este Universo llamado fútbol donde tal y cómo se escribió aquí hace unos días, conviene no dar nada por supuesto. Si quieren imaginar, háganlo, les dije. Pero tengan en cuenta que el fútbol se burla frecuentemente de todo aquello que imaginamos. Dicen que el Real Madrid se ha plantado en La Final de la Champions porque ha tenido suerte. Claro. Ha tenido suerte y algunas cosas más que tan sólo pueden obviar quienes en el fondo quisieran tener muchos de los valores que acumula el Real Madrid. ¿Acaso no cuenta la capacidad para no rendirse?. ¿No es importante mostrar un fantástico orgullo competitivo?. ¿Y qué me dicen de ese extraordinario espíritu de supervivencia?. Supongo que todo eso algún valor debe tener y que también habrá contribuido a que el R.Madrid vaya a luchar por conseguir una nueva Copa de Europa. Todo lo demás tiene que ver con la magia de un Santiago Bernabéu donde «noventa minuti son monto longo» desde mucho antes que los padres de Rodrygo, Camavinga o Vinicuis, estuvieran siquiera en proyecto. HISTORIA QUE TÚ HICISTE, HISTORIA POR HACER.

BLOQUE ALTO, BLOQUE BAJO Y BLOQUE DE FRESA Y NATA. Aquí me quedo hasta la próxima…Aunque nunca se sabe si habrá próxima porque lo cierto es que uno escribe cuando se lo pide el cuerpo y más por vocación que por obligación. Todo lo que rodea al fútbol de hoy en día me produce una pereza que cada día aumenta de tamaño. Participé en tertulias, conocí a mucha gente y estuve dentro del meollo. Ahora me pongo detrás de la barrera para comprobar como los nuevos analistas se convierten en auténticos destripadores de todo lo vacío. Porque el fútbol ya no se ve cómo un simple juego lleno de misterios grandes, sino más bien cómo una ciencia exacta en la que tienen que encontrar una respuesta para absolutamente todo. A mi eso me provoca mucha pereza, francamente. Aquí en este lugar de recreo nos gusta tirar de memoria para imaginar y solemos tirar de imaginación para no perder la memoria. Y digo nos gusta porque dentro de uno mismo siempre hay unos cuantos más tratando de llegar a algún acuerdo que no siempre se produce. Ustedes sigan hablando de bloques altos y bloques bajos mientras yo salgo a comprar un bloque de fresa y nata. Ya me contarán…

EL FÚTBOL NO ESTÁ ESCRITO…

CARLO ANCELOTTI; UN HOMBRE SERENO. Equilibrado, educado y sereno. Al entrenador italiano le gusta moverse más desde la sencillez que desde la extravagancia, algo que se agradece en un mundo donde todo lo extravagante parece hacerse un hueco cada día más grande. Carlo Ancelotti no necesita de alardes para hacerse notar porque, entre otras cosas, no desea hacerse notar. Sabe que el fútbol le pertenece a los jugadores y que su principal misión consiste en ir construyendo un sólido tejido humano que sea capaz de potenciar una cierta familiaridad. «Yo dirijo a personas que juegan al fútbol», le dijo a Jorge Valdano. Celebro que todavía existan entrenadores que le tienen más apego a las verdades simples que a todas esas obsesiones que, lejos de acercarte a la solución, te van metiendo en un problema detrás de otro. «Quien sólo sabe de fútbol ni de fútbol sabe», reza una de las frases que me niego rotundamente a olvidar. No existe mayor autoridad que la del conocimiento. Porque es el conocimiento de las cosas lo que te permite ser una persona valorada, respetada y, por supuesto, creíble. Y para eso no hace falta levantar la voz, si acaso, la ceja.

KARIM BENZEMÁ; UN GOLEADOR QUE NO DEJA DE JUGAR. De Karim Benzemá ya se ha dicho absolutamente todo durante la presente temporada. Quienes le veían no hace demasiado tiempo cómo un jugador frío y hasta instalado en una cierta dejadez, han pasado a considerarlo un verdadero Líder sin el que el Real Madrid no hubiera sido ni la mitad de lo que ha sido esta temporada. En mi opinión, y es algo que ya se escribió en este lugar de recreo donde el fútbol y la vida tratan de ir de la mano, la sombra de Cristiano Ronaldo era demasiada alargada. hasta para un superclase cómo Benzemá. Pero lo cierto es que Karim sobrevivió a esa sombra con incuestionable maestría y una vez desaparecida la sombra, al superclase ya no le frenó nadie. No es lo mismo levantar la cabeza para buscar únicamente a Cristiano Ronaldo, que levantarla para marcar los tiempos que van generando todo tipo de espacios. Y es que Benzemá no llega al gol, sino que es el propio gol el que llega a Benzemá. ¡Todo un arte!.

LUKA MODRIC; JUGÓN, JUGÓN Y JUGÓN. A sus 36 años se le ve tan feliz que da la sensación de estar empezando en esto del fútbol. Para Luka Modric cada partido parece un nuevo reto, cada balón que toca es una nueva oportunidad con la que trata de sacarnos una sonrisa y cada pase que hace no es más, ni menos, que un homenaje a la sutileza de lo imprevisto. Lo difícil lo hace fácil porque así son los genios. Pero más allá de su indiscutible talento, Modric es un jugador comprometido con las leyes colectivas que marcan la solidez de cualquier equipo. Jamás duda de prestarle auxilio a un compañero metido en problemas, no reniega del sacrificio que esas mismas leyes exigen ante ciertas situaciones y antepone el bien común al suyo propio. Y es que Modric no llega a la pelota, sino que es la propia pelota la que llega a Modric. ¡Todo un talento!.

EL FÚTBOL NO ESTÁ ESCRITO…

Y TODAVÍA QUEDAN NOVENTA MINUTOS…El Manchester City-Real Madrid fue uno de esos partidos que te devuelven esa pasión sin la que el fútbol se queda en nada. El club de los analistas serios que rara vez salen del laboratorio, dirán que el encuentro estuvo lleno de errores de bulto, grandes fallos de concentración y considerables desajustes. Pues muy bien, señores analistas. Yo diré que el partido estuvo lleno de fútbol. Goles de bella factura, jugadores capaces de desafiar la lógica desde un sobresaliente caudal creativo y un emocionante vaivén de subidas y bajadas que destrozaron todos esos planes que se diseñan en las pizarras. Porque el fútbol es todo eso que se burla de lo que usted y yo imaginamos. Y todavía quedan noventa minutos….Si quieren imaginar, háganlo. Pero no se olviden de que el fútbol se inventó, entre otras cosas, para reírse de todo aquello que damos por supuesto. ¿Tendría este juego algún sentido si no fuera así? Se lo preguntaré a los serios analistas del laboratorio.

AL FILO DE LO IMPOSIBLE…No existe ninguna duda de que el Real Madrid se maneja mucho mejor dentro de la adversidad que con el viento soplando a favor de obra. Primero lo descubrió el Paris Saint Germain, después el Chelsea y el pasado Martes fue el Manchester City quien entendió que no hay nadie que sea capaz de jugar al filo de lo imposible con tanta maestría como el Madrid. Porque lo del Real Madrid va más allá de tener o no tener un estilo de juego más o menos definido, algo de lo que puede presumir, por ejemplo, el Manchester City. Un equipo puede jugar bien, mal o regular, presionar con mayor o menor orden, querer tener mucho tiempo la pelota o esperar agazapado para salir después al contraataque a toda velocidad…Fútbol es fútbol. Pero la grandeza de un equipo se mide por cuestiones que trascienden a todo eso y de las que el Real Madrid sabe más que nadie. El equipo dirigido por Guardiola jugó mucho mejor y por eso ganó el primer partido de la eliminatoria. Pero estoy convencido de que Pep no durmió tranquilo…

ATRAPADOS DENTRO DE UNA OBSESIÓN. Una cosa es defender apasionadamente un estilo de juego y, otra cosa muy distinta, es vivir dentro de una obsesión que te puede acabar alejando de la realidad. Esta semana habló Ronald Koeman y no dijo nada que no fuera cierto. Pero una gran parte de aficionados culés están tan obsesionados con eso del modelo y el estilo, que hasta son capaces de desprestigiar las declaraciones de alguien que formó parte de los orígenes de ese modelo y que firmó el gol que les dio la primera Copa de Europa. Algunos ya zarandearon el coche de Koeman dedicándole al propio Koeman no pocos insultos. Igual a los obsesionados con el modelo no les vendría nada mal aprender un poquito de modales. Si todo lo acontecido en el F.C.Barcelona durante las últimas semanas hubiera sido con Ronald Koeman sentado en el banquillo, no quiero ni imaginar el «Vía Crucis» . Aunque supongo que, los obsesionados con eso del modelo y el estilo, culparan de todo lo acontecido al propio entrenador holandés. Y ya no es que las obsesiones te puedan acabar alejando de la realidad, sino que también, y eso es más grave, pueden hacer que ya no sepas ni lo que estás defendiendo. Igual deberían bajar a la Tierra .